axarquia_1.jpg

Axarquía Costa del Sol

La Comarca de la Axarquía, con 1025 km2, se encuentra al este de la provincia de Málaga, limitando al norte y noreste con el Poniente granadino y al este la Costa Tropical.

Territorio de pasado árabe, como lo refleja su nombre que proviene del árabe charkiya, que significa “levante”. Su identidad natural es la razón principal para esta delimitación, situada entre el mar y la Sierra de Alhama.

La capital de la Comarca es Vélez/Málaga, debido fundamentalmente al peso de su población. Siguiendo este orden la Axarquía está formada, además, por los siguientes municipios: Nerja, Torrox, Algarrobo, Periana, Colmenar, Comares, Cómpeta, Benamocarra, Riogordo, Frigiliana, Canillas de Aceituno, Almáchar, Alcaucín, Benamargosa, Alfarnate, Comares, Viñuela, Sayalonga, Arenas, Moclinejo, El Borge, Iznate, Canillas de Albaida, Cútar, Sedella, Alfarnatejo, Macharaviaya, Árchez y Salares.

 

Conocido por sus hermosos paisajes, Alcaucín es un pueblo de la comarca de la Axarquía que se asoma al Parque Natural de las Sierras de Tejada, Almijara y Alhama.

 

Su entorno lo convierte en un paraíso para los aficionados al senderismo y los amantes de la naturaleza. Fundado durante la dominación árabe, Alcaucín conserva de aquella época su propio nombre y su trazado urbano. Calles sinuosas, casas enjalbegadas y patios floreados dan la bienvenida a esta villa de la Málaga interior llena de encanto.

 

Alfarnate es un pueblo serrano de la comarca de la Axarquía fundado en la época de la dominación musulmana. Las montañas rocosas que lo circundan contrastan con los cultivos de olivos y cerezos de su valle, ofreciendo unos paisajes de singular belleza.

 

La arquitectura de origen árabe de la villa y la Fiesta de Moros y Cristianos que se celebra cada mes de septiembre rememoran el pasado de este pueblo, en el que se conservan tradiciones como la forja o la fragua.

 

Alfarnatejo es un pueblo malagueño ubicado en el norte de la comarca de la Axarquía y rodeado por un impresionante paisaje montañoso.

 

En su entorno se alzan los picos Chamizo, Gallo y Vilo, y se abren paso unos espectaculares desfiladeros que invitan a descubrir los parajes naturales de este municipio.

 

Fundado en la época árabe, Alfarnatejo contó con un castillo árabe del que sólo quedan sus ruinas. Hoy la villa es un típico pueblo andaluz que conserva su encanto y su fama de pueblo gentil y hospitalario. 

 

¿Un pueblo de trazado morisco, ubicado entre colinas, pero con playa y vistas al Mediterráneo? Sí, existe. Lo encontrarás a 32 kilómetros de Málaga, en la comarca de la Axarquía.

 

Una visita a Algarrobo no te dejará indiferente: sus vistas, sus playas, su Oktobersest y su noche flamenca... Elige un día cualquiera en el calendario, cualquier momento es bueno para visitar este municipio.

 

Te recomendamos que vengas con hambre para probar sus platos típicos y la deliciosa torta de Algarrobo. Y si traes hambre de cultura, este pueblo te ofrece lugares espectaculares donde conectar con la historia.

 

Almáchar es un pueblo de la comarca de la Axarquía asentado sobre un cerro que es bordeado por dos ríos. Su blanco caserío y sus serpenteantes calles, que se adaptan a los desniveles del terreno, evocan el pasado andalusí de la villa.

 

Conocida por sus pasas de gran calidad, Almáchar es además la cuna del ajoblanco, uno de los símbolos de la gastronomía de la comarca.

 

En homenaje a esta sopa fría elaborada con almendras, aceite de oliva y ajo se celebra cada mes de septiembre una singular fiesta.

 

Árchez es calificado como la Joya Merinita del siglo XII. El origen de los asentamientos urbanos se remonta a innegables raíces moriscas de lo que pudo ser una alquería.

 

Ello explica la estrechez de sus calles y la distribución apelmazada de sus casas. El casco urbano no ocupa una gran superficie y tampoco tiene desniveles muy acentuados. Paseando por sus calles, podemos observar diferentes diseños en la arquitectura de sus casas, algunas de ellas con tejados a dos aguas y otras con terrazas, estas son de construcción más reciente.

 

Muchas de estas casas tienen pozo propio y se abastecen del agua de las numerosas corrientes que pasan por el municipio. Paseando por las calles puedes ver casas construidas al estilo del maestro Gaudí situadas en un entorno inmejorable constituyendo un lugar único y pintoresco.

 

Arenas es un típico pueblo de casas blancas y calles estrechas que encierra rincones con encanto andalusí. La villa se extiende a los pies de un cerro sobre el que se levantó una de las fortalezas musulmanas más importantes de la zona.

 

Sus restos, junto a otras muestras de la arquitectura árabe, hacen que Arenas forme parte de la Ruta Mudéjar de la Axarquía. A escasa distancia del pueblo, en la pedanía de Daimalos encontrarás algunos de los enclaves de obligada visita en este municipio. Entre ellos, una curiosa fuente que pondrá a prueba tu superstición.

 

En el corazón de la comarca de la Axarquía se encuentra Benamargosa, un pueblo de origen árabe con una amplia tradición agrícola. En sus calles abundan las fuentes, los pilares, los arcos romanos y las escaleras, dotando a la villa de un pintoresco aspecto.

 

No puedes perderte: La iglesia parroquial de la Encarnación fue construida en el siglo XVI sobre una antigua mezquita árabe. El templo cuenta con tres naves y una torre adosada. En su interior se pueden admirar un bello camarín junto al Evangelio y la imagen de Jesús de Nazareno, muy venerada en la villa.

 

La otra obra más representativa es la ermita de San Sebastián. En este santuario se encuentra la Virgen de la Purísima, protagonista de una colorida romería que se celebra cada mes mayo.

 

Benamocarra es un pueblo del interior de la comarca de la Axarquía que conserva en sus calles la impronta árabe. Asomada al valle del río Vélez, la villa está rodeada por un paisaje cubierto de olivares y almendros.

 

En Benamocarra nació el célebre compositor malagueño Eduardo Ocón, al que un monumento rinde tributo. También en su honor se celebra en este pueblo el Día de la Música, una de las citas más señaladas en su calendario anual.

 

El municipio de Canillas de Aceituno se extiende por las laderas de Sierra Tejeda hasta el pico de La Maroma, el más alto de la provincia Málaga. Por su singular emplazamiento, este pueblo de la Axarquía es un lugar perfecto para disfrutar de la naturaleza, pero también de la cultura.

 

No puedes perderte: La iglesia de Nuestra Señora del Rosario y San León Magno data del siglo XVI y su estilo es gótico-mudéjar. Se encuentra situada en parte alta del pueblo y desde su terraza se puede contemplar el paisaje. En su interior hay dos capillas barrocas y una imagen de la Virgen de la Cabeza con valiosos atributos de plata, junto a otras interesantes obras de arte.

 

Del exterior del templo destaca la torre de su cabecera. Paseando por la villa se puede ver también la Casa de los Diezmos o de la Reina Mora, con su torre de arcos geminados ciegos. El edificio, ejemplo de la arquitectura mudéjar tan típica de la zona, era el lugar en el que se controlaba el comercio de gusanos de seda y de hojas de morera.

 

Situada a los pies de las Sierras de Tejada y Almijara, en el valle que forman los ríos Cajula y Turvilla, se encuentra Canillas de Albaida, un pueblo cuya historia se remonta al siglo XIII. De ahí sus rasgos árabes.

 

El blanco caserío de la villa constituye su principal seña de identidad, tan patente que incluso se refleja en su nombre: “Albaida”, que significa “blanca” en árabe. A escasa distancia del pueblo se puede visitar la Fábrica de la Luz, uno de los enclaves naturales más bellos de la Axarquía.

 

Entre la comarca de la Axarquía y los Montes de Málaga aparece Colmenar, un pueblo en el que hasta su nombre nos remite a su principal emblema: la miel de abeja. Situado en un territorio de contrastes, este municipio esconde enclaves ideales para practicar la escalada, el trekking o el senderismo.

 

Las casas solariegas del siglo XIX, las fachadas con hornacinas y los típicos patios andaluces son los elementos que caracterizan el paisaje urbano de Colmenar. Por la variedad y la calidad de sus productos típicos, este pueblo es conocido como la “despensa de la provincia de Málaga”.

 

Comares es un pueblo de origen árabe situado en la franja fronteriza entre la comarca de Axarquía y los Montes de Málaga. Por su ubicación, sobre una elevada cima, es conocido como el “Balcón de la Axarquía”.

 

Sus laberínticas callejuelas y su arquitectura de reminiscencias moriscas son los elementos más característicos de su paisaje urbano.

 

Parada imprescindible de la Ruta de la Pasa, este pueblo es además la cuna de un estilo de cante por verdiales que lleva su nombre.

 
COMPETA.jpg

Bellos paisajes serranos dan la bienvenida a Cómpeta, famosa por su aclamado vino.

 

En torno a este producto, tan típico como su arquitectura popular, se celebra cada 15 de agosto una mágica noche del vino que se ha convertido en una cita obligada del verano.

 

Pueblo blanco de la Axarquía de ancestrales costumbres, Cómpeta recibe el sobrenombre de “Cornisa de la Costa del Sol” por su privilegiado emplazamiento.

 

Su territorio se extiende por el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, con su extraordinario patrimonio paisajístico.

 

Cútar ha sabido preservar el encanto de su arquitectura de origen árabe. Casas encaladas asomadas a calles estrechas y empinadas dibujan el paisaje urbano de esta villa, conocida por su artesanía del esparto y de la madera.

 

Situada en la ladera de un cerro y rodeado de viñas y olivos, Cútar cuenta con un entorno de gran valor paisajístico. Además, el municipio goza de una riqueza hídrica extraordinaria, que ha propiciado que se le conozca con el sobrenombre de “Fuente del Paraíso”.

 

El Borge Situado en plena Axarquía, cuyo territorio es fronterizo con los montes de Málaga, y rodeado por encinares, jaras y retamas; en un paisaje en el que predomina los viñedos y donde abundan las casas de trabajo con paseros, de ahí que se le conozca como " Villa de la Pasa".

 

El Borge se distingue como un foco de rebeldía durante el levantamiento morisco. Este carácter rebelde del pueblo seguía aún vivo, algunos siglos después, en la figura del más famoso bandolero de Málaga: el Bizco de El Borge. Pequeño pueblo de blancas fachadas encaladas y estampadas con el colorido de geranios y gitanillas colocadas en ventanas y balcones.

 

Merece la pena pasear por sus sinuosas y estrechas calles, herencia de poblaciones musulmanas, especialmente por las calles del casco antiguo. La iglesia de Nuestra Señora del Rosario es su monumento más emblemático. También son paradas obligadas del itinerario turístico el Arco de la Pasa, la Fuente del Cuerno y el barrio del Rinconcillo. Su enclave geográfico le permitirá disfrutar tanto del turismo rural como de la costa ya que se encuentra a quince minutos de las playas de Torre del Mar y del Rincón de la Victoria. El Borge es uno de los seis pueblos que forman la Ruta de la Pasa. Leyendas de bandoleros, vistas espléndidas y pequeños pueblos llenos de encanto donde también se produce la que desde el tiempo de los árabes se considera el mejor pasaje del mundo.

 

Frigiliana se encuentra situado en el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, por lo que su entorno es privilegiado para los amantes de la naturaleza y del senderismo.

 

Sus casas blancas, su gastronomía tradicional y su pasado morisco de calles estrechas y pasadizos hacen de Frigiliana uno de los enclaves preferidos de los que buscan disfrutar de sus vacaciones con los cinco sentidos.

 

Este municipio posee el conjunto arquitectónico popular de origen árabe más puro de la provincia.

FRIGILIANA(2).jpg
 

Iznate es un pequeño pueblo de casas blancas y calles serpenteantes que evocan su pasado andalusí. Rodeado de viñedos, almendros y olivares, este municipio del interior de la comarca de la Axarquía es conocido por su uva moscatel y por su hermoso entorno natural.

 

Pasear por Iznate es una delicia. Fachadas adornadas con macetas, coquetas plazas, arriates y casas que se adaptan perfectamente a los desniveles del terreno dibujan su paisaje urbano: el de una villa que ha sabido preservar el encanto de antaño.

 

La Viñuela es un pueblo surgido en el siglo XVIII en torno a una antigua venta.

 

El municipio es conocido por su pantano, que es la principal fuente de abastecimiento de agua de la comarca, además de un atractivo reclamo turístico.

 

La Viñuela atesora además interesantes monumentos y yacimientos arqueológicos que constatan la presencia del ser humano en estas tierras desde tiempos remotos. Aunque el pueblo sea el de más reciente creación de la Axarquía

 

Macharaviaya se encuentra a medio camino entre la sierra y el mar. Su historia, estrechamente vinculada a la familia Gálvez, es apasionante, como lo son algunas de sus tradiciones. Conocida por haber acogido en su territorio la Real Fábrica de Naipes.

 

Macharaviaya celebra cada 4 de julio las fiestas de la independencia de Estados Unidos. Una celebración con evidente inspiración americana que encuentra su justificación en el propio devenir histórico de la villa.

 

Entre viñedos, olivos y almendros se encuentra Moclinejo, un pueblo de origen árabe con calles estrechas y casas adaptadas a los desniveles del terreno. Conocido como la Puerta de la Ruta de la Pasa, este municipio produce un delicioso vino y un aceite de oliva de gran calidad.

 

Cuenta con unas vistas privilegiadas donde se visualiza el mar de fondo, la Maroma, Sierra Tejeda, y hasta un total de veinte pueblos de la Axarquía y la costa, desde su posición más alta en Piedras Blancas y la Cuesta de la Matanza.

 

Fue lugar de un hito histórico ya que los árabes aprovecharon la visión estratégica del lugar para librar una de las batallas y más importantes del Al Ándalus en el período de Reconquista .

 

Aunque cualquier época del año es ideal para visitar esta villa de la comarca de la Axarquía, ya que se ofrecen espacios de exposición, como la Sala de exposiciones Segovia Lobillo, el Museo Bodega ,Casa Museo Axarquía, septiembre nos brinda una ocasión especial. Ese mes se celebra la Fiesta de Viñeros, una de las citas más atractivas del calendario de Moclinejo.

 

Municipio situado a 50 kilómetros de Málaga que te sorprenderá por la multitud de oportunidades que ofrece a los que viajan en familia, en pareja o en solitario. Nerja es uno de los enclaves turísticos más importantes de la Axarquía, lugar emblemático con vistas al Mediterráneo, arropado por el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Alhama y Almijara y el Paraje Natural de Maro- Cerro Gordo donde te sorprenderán enclaves tan fascinantes como la Cueva de Nerja o el Balcón de Europa.

 

Sus playas son testigo desde hace décadas de la visita de turistas procedentes de todos los rincones del mundo. Quienes prefieren disfrutar de un día de playa con los mejores servicios a pie de arena, encuentran su sitio en el centro del municipio, donde esperan decenas de restaurantes en los que probar la cocina local impregnada de los sabores del mar.

 

Desde este pueblo de las tierras altas de la Axarquía, las vistas te dejarán sin palabras. A su impresionante riqueza paisajística se suma su singular arquitectura y sus arraigadas costumbres.

 

Entre su oferta cultural, el visitante podrá ser asesorado de los horarios de la Iglesia de San Isidro Labrador de estilo neomudéjar, o la Fuente de la plaza del Ayuntamiento. Otro de sus reclamos son los Baños de Vilo, utilizados por los árabes durante su asentamiento debido a las propiedades curativas del agua. Para los turistas que gusten disfrutar de un turismo activo, la Ruta del Aceite y los Montes, declarada de Interés Turístico de Andalucía, será la excusa perfecta para disfrutar de un paisaje rodeado de montañas que cuelgan del Mediterráneo.

 

La Fuente de San Isidro y Lavadero de la Cruz pertenece al Patrimonio Hidráulico de Periana.

 

La fuente de San Isidro, completamente restaurada sigue situada en su posición original, conservando tanto el abrevadero como los caños para suministro humano. El lavadero municipal ha sido también restaurado, eliminando las pilas en altura que se construyeron en los años 40 y recuperando las pilas de suelo.

 

Riogordo es un pueblo cuyo pasado árabe aún se refleja en el blancor de sus casas y en la estructura de sus empinadas calles.

 

Situado en la comarca de la Axarquía, es conocido por sus edificaciones solariegas de los XVIII y XIX y por su representación del Paso de la Semana Santa.

 

Riogordo goza además de un hermoso entorno, perfecto para disfrutar de la naturaleza o acercarse a las costumbres de la vida rural de la zona.

 

Este municipio de la Málaga interior está integrado en la Ruta del Aceite y de los Montes de la Axarquía.

 

Rincón de la Victoria es un municipio de la Costa del Sol Oriental con nueve kilómetros de playas y una amplia oferta turística. Su clima subtropical y su animado paseo marítimo invitan a asomarse al Mediterráneo en cualquier época del año y a disfrutar de una inolvidable estancia junto al mar.

 

Puerta de entrada a la comarca de la Axarquía, este municipio cuenta además con un interesante patrimonio cultural y una sensacional gastronomía. Para descubrirlo, basta con acercarse a sus cuatro núcleos de población. Son La Cala del Moral, Rincón de la Victoria y Torre de Benagalbón, en la franja litoral, y Benagalbón, situado en el interior.

 

Salares es un pueblo enclavado en el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama que conserva su impronta árabe.

 

El blanco caserío de la villa emerge entre las montañas que dominan el paisaje, regalando al viajero una pintoresca estampa. Aunque cualquier época es buena para acercarse a Salares, septiembre es una fecha especial.

 

Ese mes se celebra el Festival Árabe Andalusí, que cada año rememora el pasado musulmán de este pueblo de la comarca de la Axarquía.

 

Sayalonga es un pueblo de la comarca de la Axarquía de trazado árabe, con calles estrechas y casas blancas.

 

Es un lugar perfecto para pasar unos días tranquilos y descubrir su cultura y sus bellos paisajes. La villa alberga uno de los cementerios más curiosos de la provincia de Málaga e interesantes muestras de la arquitectura religiosa.

 

Además, Sayalonga celebra cada mes de mayo un fiesta para ensalzar uno de sus productos más típicos: el níspero.

 

Enclavado entre las Sierras de Tejeda y Almijara, corazón de la comarca de la Axarquía, Sedella es un pueblo que preserva la esencia de su pasado árabe.

 

Sus casas blancas adornadas con flores y sus recoletas calles son la seña de identidad de esta villa, rodeada de paisajes sorprendentes.

 

Sedella forma parte de la Ruta Mudéjar, un itinerario que brinda la oportunidad de trasladarse a la época de la dominación musulmana a través del legado andalusí que atesora este territorio de la Málaga interior.

 

Totalán se extiende entre los cauces de dos arroyos, en las tierras fronterizas donde limitan la comarca de la Axarquía y los Montes de Málaga.

 

Calles estrechas y blancas casas evocan el pasado andalusí de este pueblo, vinculado a la figura del célebre cantaor Antonio Molina.

 

Por su emplazamiento entre el mar y la montaña, los árabes convirtieron a Totalán en un enclave para la vigilancia de las costas de Málaga.

 

Hoy quedan algunas huellas de aquella época en la arquitectura y la gastronomía tradicional.

 
AXARQUIA -TORROX0.jpg

Torrox es uno de los destinos turísticos más reclamados de la provincia de Málaga.

 

Torrox cuenta con una temperatura media de 18º, una eterna primavera que otorgado al municipio con «el Mejor Clima de Europa». Su ubicación al abrigo de la Sierra Almijara, cuyas cimas mayores se acercan a 2.000 metros de altitud, hace que no afecte el temido terral en verano, ni los fríos más intensos durante los inviernos, proporcionando la mejor climatología de todo el continente.

 

Este municipio no deja indiferente a sus visitantes ya que cuenta tanto con una extensa zona de costa que parte de la localidad de El Morche con claro origen pesquero, recorrido por una hermosa senda litoral, llegando a playas eminentemente turísticas como la de Ferrara y terminando en playas y calas con un encanto de ser prácticamente vírgenes como El Peñoncillo o Calaceite. Todo el litoral ofrece la belleza de extensas playas cristalinas con todo tipo de instalaciones y servicios. Destacable la belleza del pueblo blanco de interior, Torrox pueblo blanco, que muestra la tradicional imagen de encrucijada de calles blancas adornadas con flores, un distintivo típico de los pueblos axárquicos.

 

Vélez-Málaga es la perfecta combinación entre la cultura de los pueblos del interior de la Axarquía y el dinamismo de los enclaves costeros de la provincia de Málaga. Su rico patrimonio monumental y sus 25 kilómetros de franja litoral convierten a este municipio en un destino ideal durante todo el año.

 

Pasear por el casco antiguo de Vélez-Málaga, declarado Conjunto Histórico Artístico, es sumergirse en la historia. Un pasado del que hoy se conservan impresionantes joyas arquitectónicas y arraigadas tradiciones. Y para relajarse, nada mejor que disfrutar del mar Mediterráneo que baña este municipio de la Costa del Sol Occidental. En el núcleo turístico de Torre del Mar nos aguardan sus playas y su magnífico paseo marítimo. En Caleta de Vélez, su campo de golf y su puerto deportivo y pesquero.

 

La benignidad del clima del que se disfruta en nuestro municipio hace posible que las playas sean punto de encuentro prácticamente todo el año. Encontramos todo tipo de playas, desde urbanas hasta aisladas y nudistas.

 

El municipio está formado por los núcleos de Almayate, Benajarafe, Cajíz, Caleta de Vélez, Chilches, Lagos, Mezquitilla, Trapiche, Triana, Torre del Mar y Vélez-Málaga.

Almayate. El horizonte de Almayate está dominado por el Peñón del Toro, elevación natural del terreno presidida por una de las pocas figuras del Toro de Osborne que se mantienen en el conjunto de España. Hay que destacar la representación del Belén Viviente de Almayate, distinguida como Fiesta de Singularidad Turística de la provincia de Málaga.

 

Benajarafe. La mayor parte de la población se concentra en la zona costera tomando la N-340 como eje para el desarrollo urbano. Existe una parte interior, denominada Benajarafe Alto, donde se encuentran diseminados gran número de cortijos y caseríos. El mayor atractivo de este pueblo es sin duda los casi 2km de playa que posee, y que han sido distinguidas con la Bandera Azul, la Q de Calidad Turística y Ecoplaya.

 

Cajíz. Se hace indispensable la visita a su Iglesia, pues se trata de una de las seos más antiguas del obispado de Málaga. Cada primavera el alma de este pequeño pueblo se manifiesta en la que está considerada la representación viva más antigua de toda Andalucía de la Semana Santa: El Paso de Cajíz.

 

Caleta de Vélez. También conocida como "La Caleta“. Su origen pesquero se ha consolidado con el emplazamiento de un puerto deportivo y pesquero que ha convertido a esta zona del municipio en un próspero núcleo turístico. Dentro del recinto portuario se encuentra el Puerto Deportivo, que dispone de 200 puntos de amarre para barcos de 8 a 20 metros. Es de destacar su próxima ampliación, lo que posibilitará que su puerto deportivo se convierta en uno de los principales de la Costa de Sol.

 

Chilches. Localidad que limita con Rincón de la Victoria. Se trata de un pequeño núcleo costero, creado en torno a su Torre Vigía, construida en el siglo XVI. Es digna de destacar su Iglesia de la Inmaculada Concepción, construida en el siglo XVII y situada en la Plaza de la Constitución.

 

Lagos. Se sitúa junto a Mezquitilla, entre los municipios de Algarrobo y Torrox. Entre sus tesoros destaca su Torre Vigía, datada en el s. XVII.

 

Mezquitilla. Un monolito recuerda en la Playa de Mezquitilla la vinculación de Vélez/Málaga con El Quijote. Restos arqueológicos fenicios y bizantinos muestran la importancia de esta pequeña localidad costera cuyo nombre recuerda su pasado andalusí. Destacan sus playas, pedregosas y muy sensibles a las corrientes marinas. Se trata de una playa cálida y muy familiar donde pueden encontrarse todo tipo de servicios.

 

Torre del Mar. Es en la actualidad uno de los principales destinos turísticos de la provincia de Málaga. Se caracteriza por la calidad ambiental y extensión de sus magníficas playas, así como por contar con el mejor Paseo Marítimo de toda Europa, punto de encuentro de numerosos visitantes y vecinos. Es el principal enclave turístico, comercial y de ocio, cuya oferta gastronómica vinculada al "pescaíto" forma parte de numerosas guías gastronómicas. La Feria de Torre del Mar, que se celebra entre el 22 y el 26 de Julio, en honor a Santiago y Santa Ana, al igual que la procesión marítimo-terrestre de la Virgen del Carmen (nombrada recientemente como fiesta de Singularidad Turística de la provincia de Málaga), se han convertido en eventos reconocidos en toda la provincia.

 

Trapiche. En el área de influencia de Trapiche se ubica el Aeródromo de La Axarquía, de carácter deportivo con una pista para despegue y aterrizaje de 637 metros. Asimismo, en las inmediaciones de Trapiche se encuentra la Stupa budista Karma Guen, un centro internacional de meditación del linaje Karma Kagyu del budismo del Camino del Diamante. Forma parte de una red de más de 250 centros de la escuela Karma Kagyu fundados por el Lama Ole Nydahl, y por su excelente ubicación y sus agradables condiciones climáticas hacen de éste un centro bastante propicio para llevar a cabo retiros de meditación, dedicarse al estudio del dharma y participar en las diferentes actividades que allí se llevan a cabo.

 

Triana. Se ubica al borde de la carretera que comunica la C-335 con el municipio de Benamargosa. Es el núcleo de población del Norte del municipio más alejado del casco urbano de Vélez-Málaga. De carácter eminentemente agrícola. En el centro de esta localidad se ubica un interesante espacio escénico, el Café Teatro de Triana, recientemente restaurado y que está íntimamente unido a las historia de la localidad.

 

Valle-Niza. Junto a Almayate, y a 3km de Benajarafe. De gran importancia histórica al poseer una Iglesia Rupestre que fue utilizada por eremitas mozárabes enre los siglos VIII y X. Sus orígenes se remontan a la época árabe. Testigo de ello es la Torre Jaral, una edificación de estructura piramidal utilizada como emplazamiento de piezas de artillería. Cercana a ella pervive La Casa Fuerte del Marqués, claro ejemplo de la arquitectura militar del S. XVIII, situada en una amplia ensenada que debía defender con su artillería. Actualmente ha sido restaurada y alberga la Escuela de Hostelería.