serrania de ronda.jpg

Serranía de Ronda

23 municipios dispuestos a trasladarte al pasado gracias a sus castillos y palacios romanos. Paisajes fascinantes y pueblos blancos protegidos por un laberinto de valles y montañas. Ronda, con vistas al famoso Tajo, tienen una herencia cultural única.

Viaja en el tiempo a través de sus palacios, baños árabes, atalayas, teatros romanos e incluso cuevas primitivas. Sus pueblos con un acceso no demasiado fácil ha conseguido que conserven la esencia de lo que un día fueron.

Descubre numerosas pinturas y grabados con miles de años en la Cueva de la Pileta y hazlo bajo la única luz de un candil de fuego. Asómate al Tajo de Ronda y comprende las razones que hicieron que muchos románticos se enamorasen de esta bella ciudad.

Por la A-357 desde Málaga capital llegarás a la Serranía de Ronda sin problemas. En una hora aproximadamente llegarás a Serrato el primero de los pueblos de esta comarca.

 

De blancas calles y verdes sierras, ALGATOCÍN te espera para descubrirte el encanto de la herencia morisca y la riqueza ecológica de la Serranía de Ronda. Este municipio se encuentra a lomos de la sierra que separa los ríos Genal y Guadiaro, y es un destino ideal para los amantes de la naturaleza y la gastronomía.

 

Su peculiar estructura urbana, de origen árabe, se escalona y se adapta a la pendiente del terreno, componiendo calles empinadas, estrechas y sinuosas. Y entre estas calles descubrirás edificios del siglo XVIII con escudos heráldicos y una gran vegetación cuidada por los vecinos de Algatocín.

 

Situado en el valle del Genal y a los pies de la sierra de Jarastepar, te espera Alpandeire, un pequeño pueblo de casas blancas y de origen árabe.

Aunque sólo cuenta con 270 habitantes, este municipio es ampliamente conocido por ser la cuna de uno de los más venerados santos de toda Andalucía, Fray Leopoldo.

Alpandeire condensa además todo el encanto andalusí en sus estrechas calles y la riqueza ecológica de la Serranía de Ronda.

 

Si te gusta la naturaleza y el turismo activo, Alpandeire es para ti.

 

Arriate es un pueblo de origen morisco de la Serranía de Ronda, situado en las tierras bajas de la depresión rondeña, goza de un entorno privilegiado, con un excelente telón de fondo, el Valle del Guadalcobacín, sobre el que destaca la sierra de las Cumbres y el Cerro de las Salinas (954 m.). Este majestuoso enclave ofrece al visitante múltiples posibilidades; si se opta por un paseo por el valle y sus alrededores se gozará de la naturaleza en su máximo esplendor. Existen varios itinerarios de senderismo de diversa dificultad, destacando el camino hacia el Puente de la Ventilla, pasando por el enclave natural de Arroyo de la Ventilla. También por el camino de Montejaque, conocido como Huertas abajo o Ribera de Don Rodrigo, desde el que puede desviarse y pasar incluso por las ruinas romanas de Acinipo (Ronda la Vieja). Dependiendo de las exigencias del senderista, cada cual encontrará el itinerario adecuado.

 

Si, por el contrario, el viajero desea callejear por el pueblo, se va a encontrar con un entramado de calles que facilitan un agradable paseo. Recomendamos bordear la ribera del río, subiendo al mirador de "la Estacá", desde donde se podrá disfrutar de preciosas vistas. También tendrá buenas panorámicas desde el mirador de Calle la Habana.

 

Para descansar y desconectar del ruido en la Costa del Sol, tu destino ideal está en Atajate. Enclavado entre los valles del Guadiaro y el Genal, en la Serranía de Ronda, descubrirás un pequeño pueblo de casas blancas y de origen árabe. Atajate solo tiene 150 vecinos y por eso es conocido como el municipio más pequeño de toda la provincia de Málaga.

 

Benadalid es uno de los pueblos blancos del valle del Genal. Este municipio de tan solo 260 habitantes es una excelente muestra de las costumbres, la tradición y la arquitectura popular adaptada al terreno montañoso de la comarca Serranía de Ronda.

 

Adentrarse en la historia romana, musulmana y celta de la provincia, descubrir un singular castillo reconvertido en cementerio o disfrutar de la riqueza natural de la Serranía de Ronda son sólo algunos de los motivos por los que visitar Benadalid en tu próximo viaje a la Costa del Sol.

 

¿Un pueblo situado entre frondosos bosques de pinos de la Serranía de Ronda, y desde el que se ven las costas de África? Sí, existe. Se llama Benalauría y está situado a 667 metros sobre el nivel de mar. Entre valles y sierras, este pueblo de origen bereber te ofrecerá una de las más bellas estampas del interior de la Costa del Sol.

 

¿Un pueblo de trazado árabe, con empinadas y serpeantes calles, y en cuyos suelos se esconden uno de los sistemas de cuevas más importantes de toda España? Hablamos de Benaoján, un destino que no te puedes perder en tu próximo viaje a la Costa del Sol. El senderismo, la escalada, el piragüismo por el río Guadiaro o la espeleología en la Cueva del Gato; y su Prehistoria a través la Cueva de la Pileta, son solo algunos ejemplos de las diversas actividades que se pueden disfrutar en este pueblo de la Serranía de Ronda

 

Sus calles estrechas,sus sabores y sus gentes... En Benarrabá, el mundo andalusí se respira a cada paso. Desde su nombre, que significa Hijos de Rabbah, hasta el agua que corre por sus calles, Benarrabá te transportará a una época de mezcla de culturas y esplendor.

Pero si los antiguos pobladores tuvieron pasión por este municipio situado al sur de la Serranía de Ronda no fue sólo por la vida urbana, sino también por los bellos parajes naturales que lo rodean. Para los más atrevidos, en Benarrabá encontrarán un cañón de más de 100 metros de profundidad en el que anidan buitres y se practica la escalada.

 

A 850 metros sobre el nivel del mar, y situada en la Serranía de Ronda, CARTAJIMA es uno de los más espectaculares rincones de la provincia de Málaga para ver atardecer. Los colores del cielo en el horizonte se mezclan con los amarillos, verdes y ocres de la vegetación del valle del Genal, un espectáculo natural que no podrás olvidar.

 

En este pueblo descubrirás también cómo las huellas del pasado árabe, con sus calles sinuosas y sus casas bajas encaladas, se entremezcla con la arquitectura castellana posterior de construcciones dieciochescas

 

¿Sabías que el mayor bosque de alcornocales de toda España se encuentra al sur de Andalucía? Concretamente en Cortes de la Frontera, un municipio al borde de la provincia de Málaga y enclavada en el Parque Natural de la Sierra de Grazalema y del Parque Natural de Los Alcornocales.

 

De origen fenicio y con un pasado romano y nazarí, Cortes de la Frontera es el destino ideal para conjugar naturaleza, historia y cultura. Sus numerosas sendas y verdes paisajes, le hacen ser un destino ideal para los amantes del turismo activo y rural.

En plena Serranía de Ronda, Faraján se extiende entre castaños, riachuelos y calles de herencia árabe.

 

Los grandes desniveles, las casas encaladas y el excepcional enclave natural sobre el que se asienta este pueblo hacen de Faraján un destino único para conocer la historia del valle del Genal, la ruta del venerado monje capuchino Fray Leopoldo y desconectar en plena naturaleza.

 

Su paz y su encanto se preserva desde la época islámica, y es que su nombre original en árabe ya significaba “gozoso o deleitoso”.

 

Al sur de la comarca de la Serranía de Ronda, y en las faldas de la sierra del Hacho, se encuentra Gaucín, conocido por sus bellas vistas como el “Balcón de la Serranía”. Desde este municipio blanco podrás contemplar la sierra Crestellina, el valle del Genal ,el Peñón de Gibraltar, el Mediterráneo y las montañas del norte de África. Gaucín fue paso y lugar de descanso de viajeros románticos que transitaban entre Gibraltar y Ronda a través de la ruta denominada "el camino inglés".

 

El Castillo del Águila ha sido uno de los puntos de defensa estratégicos a lo largo de los siglos, desde la época romana hasta la invasión francesa o las Guerras Carlistas. La historia, su entorno natural y sus blancas casas adornadas con rejas y balcones, obra de artesanos de la fragua y la forja, son algunos de los motivos por los que Gaucín te conquistará.

 
GN.jpg

Para los amantes del arte contemporáneo, la Costa del Sol les tiene preparada una sorpresa. Genalguacil es un “pueblo museo” en el corazón del valle del Genal en el que cada dos años se dan cita los artistas más destacados del panorama actual.

 

Con más del 90% del territorio cubierto de bosque y en plena Serranía de Ronda, Genalguacil es un municipio único, que ofrece al visitante desde experiencias en la naturaleza, la esencia del pasado morisco, hasta una actividad cultural en constante ebullición.

 

En el nacimiento del río Genal se encuentra Igualeja, un municipio de la Serranía de Ronda con calles laberínticas y empinadas y unos hermosos parajes naturales. Los innumerables desniveles del terreno hacen que a cada esquina el paisaje cambie y sorprenda al visitante.

 

Alojarte en una de las tradicionales casas encaladas, descubrir grutas y cuevas escondidas o participar de la tradicional recogida de la castaña en el mes de octubre, son sólo algunos de los atractivos que te fascinarán de Igualeja.

 

Pasear entre calles laberínticas y casas encaladas, disfrutar de dos parques naturales de inigualable valor ecológico o hacer piragüismo por el río Guadiaro, son sólo algunos de los atractivos que te enamorarán de Jimena de Libar.

 

El trazado urbano estrecho y serpenteante tiene claras reminiscencias moriscas que te trasladará a la época del Al-Ándalus. Aunque el casco urbano está dividido en dos núcleos diferenciados: el pueblo, que se alza en la ladera del monte, y el barrio de la Estación, a orillas del río Guadiaro.

 

De la unión de cuatro aldeas moriscas nace Jubrique, un municipio de la Serranía de Ronda con una larga tradición en la producción de vinos y aguardientes. Sus casas bajas y encaladas y sus calles estrechas se amoldan a la superficie de la zona, convirtiendo el paseo por Jubrique en una sorpresa a cada esquina. Descubrir las reminiscencias del pasado árabe, probar sus tradicionales aguardientes o recorrer los alrededores a caballo son sólo algunos de los motivos por los que Jubrique puede ser tu próximo destino.

 

Júzcar, como en tantos otros pueblos de la Serranía de Ronda, se encaja sobre una elevación montañosa adaptándose sus pendientes calles y casas a lo quebrado del terreno, juego de volúmenes arquitectónicos blancos sobre el que sobresalen las peculiares chimeneas que se alzan sobre los tejados.

 

Ven a visitar Júzcar “la aldea azul” y desconecta de todo. Tendrás una experiencia inolvidable. Conoce nuestro parque multi-aventura: puente Himalayo, impresionante tirolina y mucho más.

 
 

De orígenes prehistóricos, Montecorto es un pequeño pueblo de la provincia de Málaga situado en la ladera del montañoso cerro Malaver, en la Serranía de Ronda.

 

En tu visita por este municipio descubrirás huellas de todas las culturas que han poblado Andalucía a lo largo de los milenios.

 

Una necrópolis romana, un espectacular teatro romano o un castillo árabe son algunos de los tesoros que guarda este municipio asentado junto al Parque Natural de la Sierra de Grazalema.

¿Un pueblo de la Costa del Sol de esencia árabe, situado en pleno Parque Natural Sierra de Grazalema y que cuenta con uno de los sistemas de cuevas más importantes de toda España? Se trata de Montejaque, situado en la Serranía de Ronda.

 

Estos son sólo algunos de los motivos por los que este municipio debería ser uno de tus próximos destinos

 
 

Es un municipio malagueño de origen morisco situado al oeste de la provincia de Málaga, en el valle del Genal.

 

Sus calles encaladas, la fertilidad del valle y el Parque Natural de la Sierra de las Nieves en el que se adentra, hacen que Parauta sea un destino único para descansar en profunda conexión con la naturaleza. Y es que en este municipio descubrirás una de las encinas catalogadas entre las más antiguas del mundo.

 

En el Alto del valle del Genal y a 770 metros sobre el nivel del mar se encuentra el pueblo blanco de Pujerra. Un municipio que condensa todo el encanto andalusí y la riqueza ecológica de la Serranía de Ronda.

 

Siglos de historia se extienden a lo largo de sus calles: La arquitectura más antigua, con empinadas y verticales calles, y la nueva más moderna, se combinan para hacer de este recorrido un viaje por la historia de la provincia.

 

Y es que según diferentes expertos, Pujerra existe desde el siglo II.

 

La ciudad milenaria de Ronda es poseedora de uno de los Conjuntos Históricos más bellos de España. Declarado Bien de Interés Cultural desde 1.966, alberga un rico y diverso patrimonio histórico.

 

Ronda es un paraíso interior, rodeado de las preciosas montañas de la Serranía de Ronda (es la capital de la comarca), en el noroeste de la provincia. Es famosa su estampa de casas blancas colocadas al borde de escarpados precipicios, que forman parte del cañón conocido como el Tajo de Ronda y en el que discurre, profundo, el río Guadalevín. Diversos parajes naturales de belleza excepcional se extienden junto a la ciudad: la Sierra de las Nieves, el Valle del Genal y la Sierra de Grazalema. Ronda es, sin duda, un paraíso para los sentidos.

 

Ronda se sitúa en la zona más noroccidental de la provincia de Málaga, en una cuenca rodeada de montañas de gran continuidad y mediana altitud, confiriéndole un carácter mágico que, junto a sus características climáticas, hidrológicas, de vegetación y de suelo, la han determinado a lo largo de su rica y diversa historia.

 

Ronda ofrece una multitud de experiencias y sensaciones para todos los sentidos: gastronomía con bodegas y viñedos visitables, numerosos bares y restaurantes donde disfrutar de los productos locales e incluso una Estrella Michelín; música y actividades culturales durante todo el año, patrimonio, actividades al aire libre en un entorno único rodeado de tres parque naturales y un sinfín de perspectivas que siempre te dejarán con ganas de volver a la ciudad soñada.

visitas de malaga ronda.jpg
espacio publi.webp
 

Serrato es un pequeño y escondido pueblo “malagueño” en la sierra de Ronda, ubicado en la región de Guadalteba y la Sierra de las Nieves.

 

Con apenas 500 habitantes, Serrato es un destino ideal para aprender sobre la vida rural en la Costa del Sol y descubrir la belleza natural de su entorno. La hospitalidad y el carácter de su gente lo conquistarán.